LAS CINCO VOCALES

Una mentira con cinco vocales

De entrada les aclaro, que esta historia es falsa, fue producto de la leyenda urbana y del invento de un creativo “escribidor”, pero aun así la reproduzco en este espacio gramatical, por dos razones. Una, por ser un ingenioso escrito, que a pesar de partir de una falsedad, no deja de ser bueno, muy creativo, que levantó polvareda, alborotó las redes sociales y dos, por las consecuencias que produce, que en mi análisis deja varias lecturas que deben ser analizadas.

La primera es que fue publicada por el diario español ABC, en su espacio dedicado a las cartas de los lectores. Pregunta suelta. ¿Cómo puede un diario, sea este prestigioso o no, publicar una carta, sin la debida comprobación, sin contrastar la fuente, sin verificar su autenticidad? Se dirá que es una carta de lector y que como tal ha sido publicada, pero por muy carta al lector que sea, se necesita comprobación, pues si yo mando una carta con nombre falso, o inclusive el verdadero, destruyendo a  alguien y me la publican, voy a causar gran daño. En este caso, no es nada “grave”, pero igual, el daño está hecho.

Otra lectura que deja, es el poder que han asumido las redes sociales, que en cuestión de segundos, con solo aplastar una tecla, reproduce y pone en la palestra, cosas que a más de no ser ciertas, crean comentarios de todo tipo y abren una ventana para destrozar a alguien y hacen que se den por cierto hechos que no lo son, y que así sean aclarados, como en este caso sucedió, quedan eclipsadas por el poder de la mentira y las redes sociales que se han convertido una ventana abierta para cualquier cosa. Una lectura más, en este contexto, nos deja que, un hecho reproducido, aun mucho tiempo después de ocurrido, puede ser vuelto a la palestra y  dado como actual, poniéndolo en vigencia y volviéndolo “cierto” nuevamente a pesar  que fue aclarado como falso en su momento, es decir, cuando ya fue cosa juzgada.  Y la última lectura, “gugleando”, descubro que esa carta atribuida a quien la envío, no pertenece a su autoría, es tomada de uno de los tantos dibujos que salen en internet, sobre un tema determinado. Si busca en google, el uso de la coma, aparecer dicho gráfico en diversas formas y estilos. Pregunto entonces. ¿Cómo un diario no puede darse cuenta de eso? Dicho en otras palabras se hizo bulla por una carta de un ciudadano, que ni siquiera es de él. Una falsedad dando origen a otra falsedad.

Eso sucedió en 2014, nueve años después de la primera vez, cuando el periodista Luis Faci, volvió a poner la carta en un tuit, que  en menos de 24 horas sumó 1500 retuits. Tal es el alcance del hecho, que  si usted “guglea” Lucía Etxebarría murciélago, obtiene 3.290 resultados y si pone el apellido tal cual fue puesto por el escritor de la carta publicada en el diario, dan otros 1.600 más.

Ahora sí, vamos a la historia.  En 2005, el ciudadano, José Fernando Blanco Sánchez, envía una carta al director del diario ABC de España, en la cual hacía quedar mal a la escritora Lucía Lucía Etxebarria Asteinza (él la citó como Lucía Echevarría), una afamada escritora española, novelista, educada en la Universidad Complutense de Madrid, con 23 años de carrera, 15 libros escritos (novela), tres de poesía, nueve ensayos, dos obras de teatro, cuatro guiones de películas , un libro como editora y otro como prologuista y ganadora de tres premios (Nadal 1998, Primavera, 2001 y Planeta, 204).

En la carta, él afirmaba que había oído a la escritora, decir que murciélago era la única palabra que llevaba cinco vocales, y él en una entretenida narrativa, le mostraba otras treinta palabras de cinco vocales,  a las que se denomina panvocálicas o pentavocálicas. Ella negó el hecho en su blog y en varias entrevistas, además que no se ha encontrado hasta ahora archivo alguno de lo dicho en la entrevista. Pero el asunto dio bastante que hablar, en España sobre todo. Disgregación aparte, la carta contenía 30 palabras panvocálicas, pero existen más de 42.00 palabras en español de ese tipo, que en otros idiomas también las hay.

Aquí la carta:

Acabo de ver en la televisión estatal a Lucía Echevarría diciendo que, murciélago» es la única palabra en el idioma español que contenía las cinco vocales. Mi estimada señora, piense un poco y controle su «euforia». Un «arquitecto», «escuálido», llamado «Aurelio » o «Eulalio», dice que lo más «auténtico» es tener un «abuelito» que lleve un traje «reticulado» y siga el «arquetipo» de aquel viejo «reumático» y «repudiado» que «consiguiera», en su tiempo, ser «esquilado» por un «comunicante» que cometía «adulterio» con una «encubridora» cerca del «estanquillo», sin usar «estimulador».

Señora escritora, si el «peliagudo » «enunciado» de la «ecuación» la deja » irresoluta», olvide su
«menstruación» y piense de modo «jerárquico». No se atragante con esta «perturbación», que no va con
su «milonguera» y «meticulosa » «educación». Y repita conmigo, como diría Cantinflas: ¡Lo que es la falta de ignorancia!

José Fernando Blanco Sánchez

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

LA MORFOLOGÍA

La morfología, como parte de la gramática, se propone despiezar nuestro pensamiento: tomar una idea …