AMERICA

¿Se ha sentido alguna vez en su vida un hombre de lata, como si fuera el último unicornio, que ha vagado por el mundo en un caballo sin nombre, sintiéndose una persona solitaria, que necesita a alguien y que a veces no encuentra un mañana, que no se atreve a cruzar el río, para encontrar esa cascada amarilla que lo haga sobrevivir y que ponga en usted la capacidad de poder hacer magia y conseguir una mujer por una noche y sentirse un lover?  Si lo ha sentido, está en el artículo correcto. Usted, como yo y como muchos somos fans de América, ese grupo estadounidense de folk, cuyas canciones fueron testigo de grandes momentos, inolvidables vivencias, gratos recuerdos y muchas noches de bohemia en nuestra juventud.

América vino cuatro veces al país y tres  a Guayaquil. Afortunadamente todas me las vi. La primera vez que llegó fue en 1992 y sólo fue a Quito, donde tocó en la Plaza de Toros.  Dos años después volvió al país, en abril de 1994, traído por el empresario Carlos Xavier Espinoza, mi amigo de barrio y sus conciertos incluyeron Guayaquil, presentándose en el Centro Cívico. Luego Espinoza los volvió  traer en noviembre de 1998, nuevamente cantaron en el Teatro Centro Cívico (foto en las afueras del Teatro) y su cuarta y hasta ahora última visita fue en noviembre de 2005 cuando visitaron Guayaquil y Quito y se presentaron en el Palacio de Cristal.

De esta última visita, guardo gratos recuerdos como el LP  History dedicado y firmado por  Gerry Beckley y Dewy Bunnell. Ese día, aprovechando la amistad con mi colega, amiga y eterna repeladora por mi renuencia a la tecnología, la productora salvadoreña Azucena Avendaño, que fue la promotora de ese concierto, tuve acceso a conversar con ellos en el hotel Guayaquil. Me acompañaron mi hija Lizzeth y su madre Magaly, también fan de ellos, Lizzy fue fundamental porque como domina el inglés, me ayudó cuando ellos no entendían lo que les decía en mi inglés de muelle. Solo hubo una falla. La foto se perdió, porque la tomó Lizzy en su celular y pocos días después, le robaron el móvil. Pero el recuerdo del hecho está.

Volviendo a la ruta del recuerdo, ¿Cuántas veces escuchó: Tin Man, Last Unicorn, A Horse with No Name, Lonely People, I Need You, Tomorrow, Don´t Cross The River, Ambar Cascades, You Can Do Magic, Survival, Sometimes Lovers. ¿Cuántos recuerdos verdad? Pues bien. Vamos a recordarlos más, con esta reseña que nos permitirá conocer más de esta banda que nos apasiona.

Su historia

América es un grupo musical de soft-rock, formado en Londres, Inglaterra a finales de los años sesenta por tres jóvenes británicos de entre 18 y 20 años, hijos de militares estadounidenses destinados en bases británicas, que por su afición a la música decidieron hacer de esa pasión musical una carrera, tomando como nombre, la tierra de origen de sus padres. El trío fue formado por Gerry Beckley (1 de noviembre de 1950),  Dewey Bunnell (19 enero de 1951 ) y Dan Peek ( 12 septembre 1952).

Sus influencias musicales se basan en el estilo pop de los Beatles y en el folk de corte acústico de Crosby, Still, Nash and Young y Simon & Garkunkel, de los que tienen sus reminiscencias sonoras por lo que se enmarcan en un estilo soft-rock y folk-rock melódico. Su música se aposentaba en lustradas composiciones de corte acústico con un esmerado trabajo en las armonías vocales.

A inicios de los años 70 se iniciaron en Inglaterra como teloneros abriendo conciertos para grandes exponentes como Elton John, lo que les fue haciendo ganar popularidad en Gran Bretaña. Su gran salto a la fama lo consiguieron en 1972, cuando por medio de su representante Jeff Dexter, lograron firmar con la disquera Warner Bross y sacaron su primer disco long play (LP) titulado “América”, que fue producido por Ian Samwell grabado,  que fue un éxito por incluir dos canciones de discos sencillos que habían tenido gran éxito en las radios y que con el paso de los años se constituirían en clásicos como: “I need you” (Yo te necesito) y “A Horse with no name” (Caballo Sin Nombre), un tema muy simple al estilo Neil Young que llegó a ser número uno en el ranking, como también lo fue el primer LP del grupo. El disco, además trajo dos temas que pegarn mucho en las radios estadounidenses como “Sandman” y “Riverside”. En el LP participaron varios músicos de sesión, destacando Ray Cooper y David Lindley.

Su segundo disco, fue la confirmación que el debut no había sido golpe de suerte, pues el excelente “Homecoming” también grabado con la Warner Boss, incluyó piezas que luego serían emblemáticas como “Ventura Highway”, “Only in your heart” (solo en tu corazón)  y “Don´t cross the river) (no cruces el río). Además de temas como “To Eachi His Own”, “Califronia Revisted” y “Cornwall Blank”, que fueron tocados mucho en las radios. Para gran parte de la crítica este es su mejor disco, pues a pesar de continuar con la base acústica del primer LP, los arreglos incluyen guitarras eléctricas y teclados. El disco subió hasta el puesto número nueve de la lista Billboard y la RIAA lo certificó como disco de platino.

En medio de ese éxito, llegó un tercer disco “Hat Trick”,  también grabado con la Warner Bross, que supuso un paso atrás en su trayectoria, pues no funcionó ni comercial ni artísticamente. Para completar el panorama su single “Muskrat Love” (canción del grupo Captain / Tenille), luego constituido en clásico, tampoco tuvo ventas comparables a los éxitos anteriores.

Esto produjo un revisar de procedimientos y se decidió contar con el productor de los Beatles, George Martin, quien dio un nuevo estímulo al grupo. Así su cuarto LP “Holiday, grabado en Inglaterra con la Warner Brosss, volvió al grupo por  la senda del éxito y lo devolvió a los primeros lugares del ranking. Una de sus canciones “Tin Man” se constituyó con el paso del tiempo en el clásico de los clásicos del grupo y no son pocos los críticos y aficionados que piensan que es la mejor canción de todos los tiempos. Además el disco incluyó otro éxito en los rankings como “Lonely People”, también convertido en clásico. Este disco de acetato, llegó a estar en el Top 4 de Estados Unidos.

Como el refrán taurino de no hay “quinto malo”, el quinto disco de América “Hearts”, con la Warner Bross, fue uno de los de mayor riqueza musical con canciones de gran composición melódica y mucho virtuosismo, siendo considerado musicalmente como uno de los mejores de su historia, que llegó al top 3 en U.S. A y cuto primer single “Sister Golden Hair” (“Hermana de los Cabellos Dorados), sería su segundo y último número uno del ranking y que además fue número uno en formato sencillo (single),  De ese disco, salen canciones éxitos como  “Daysy Jane”, “Company” y “Woman Tonight”, además de otros que si bien no alcanzaron tanta popularidad como algunos de sus clásicos, son de gran belleza como “People in the Valley”, “Tomorrow” y “Old Virginia”, tres de las canciones más bonitas del grupo. En España se publicó una versión del disco en español,bajo el título de “Con su Pelo tan Dorado”.

En 1975, continuando con el sello discográfico Warner Bross,  salió el disco más conocido y apreciado del grupo: “History”, el primer recopilatorio de la banda, una recopilación de los mejores éxitos de los cinco discos anteriores, que se constituyó en récord de ventas, que ocupó los primeros lugares de los rankings y que se constituyó en el disco ícono del trío y en el infaltable para los aficionados a la música.

Un año después (1976) con George Martin como productor y Geoff Emerick como ingeniero de sonido y nuevamente con la Warner Bross como sello discográfico, sacaron al aire “Hideway” que tuvo una aceptación irregular y no pegó mucho ni en ventas ni en rankings, siendo el inicio del declive comercial, a pesar de lo cual quedaron para la historia canciones como “Today´s the day”, “Lovely Night” y “Ambar Cascades”, que son muy recordadas y solicitadas en los conciertos.

Para 1977,  salió “Harbor”, el último disco como trío, que fue producido por la Warner Bross y grabado en los famosos Air Studios de la Isla Monserrt, propiedad de George Martin. El LP, fue considerado por la crítica especializada como “flojo”, lo que sería el preludio de la salida del grupo de  Dan Peek, quien se alejó de sus compañeros, para ser solista y dedicarse a interpretar canciones de corte espiritual.

Ese mismo año (1977) y también bajo el sello de la Warner, salió Live, el primer directo de la banda, ya sin Dan Peek, que fue grabado en el Greek Theatre de Los Ángeles, con orquesta sinfónica. A partir de allí, América, sería un dúo, hasta la actualidad.

Ya sin Peek, Beckley y Bunnell, continuaron la marcha del grupo, que se mantuvo como América y que se negó a incluir un tercer miembro principal para no sustituir el recuerdo de uno de los fundadores. Así ya consolidados como dúo, en 1979 salió el disco “Silent Letter”, que tuvo por primera vez un cambio en el sello discográfico, siendo distribuido por Capitol, que se constituyó en el primer disco con sello americano. El LP trajo temas como: “1960”,  “All My Life” (Toda mi vida) y “And Forever”(Y por siempre)  que no logró tener el éxito de álbumes pasados, lo que motivó a que el productor George Martin, también se aleje.

Al año siguiente (1980) y nuevamente con Capitol como sello discográfico, sacaron “Alibi” (1982) que pasó desapercibido y al que la crítica lo califico de anodino, del cual quedan dos canciones muy conocidas “Survival”  (Supervivencia) y “I don´t believes in miracles” (no creo en Milagros).

Luego, en 1982, el grupo resurgió con su disco “View from the ground”, un LP, distribuido por Capitol y producido por Russ Ballard, ex Argent, quien escribió la canción “You Can Do Magic” que había sido éxito como single, que colocó al disco entre los puestos más vendidos de los rankings americanos y que se constituyó en uno de las  canciones clásicas del grupo.

Ese mismo año (1982), salió The Last Unicorn, (El Último Unicornio) que fue la Banda Sonora de la película homónima de dibujos animados, compuesta por Jimmy Web, que se basó en la novela estadounidense de fantasía, escrita por Peter Beagle, publicada en 1968, y quien años después sería el guionista del film.

Los discos posteriores “Your Move” (1983) producido, interpretado y compuesto casi en su totalidad por Russ Ballard y “Perspective” (1984), ambos de Capitol, tuvieron poco éxito y mordaz crítica, al punto de calificar a Perspective como el pero disco de la banda. En estos discos, aunque América  intentó adaptarse a la corriente imperante en los 80, la de los sintetizadores y baterías electrónicas y quisieron enfatizar sus acercamientos al sintetizador, ya percibidos en trabajos anteriores, no lograron tener el suceso esperado, al punto que supuso la ruptura de la pareja, que se unieron diez años después para volver a grabar un disco “Hourglass” (1994), en el que incluían su último gran éxito “You Can do Magic”.  Antes de que ello ocurra hubo dos discos: In Concert, con Capitol y Encore: More tan Greates Hits.

En 1995 salieron dos discos: In Concert. King Biscuit y Horse With no Name.  En 1998, grabaron su último LP en estudio, “Human Nature”, que recogían sus actuaciones en vivo, en el que rememoraban los mejores temas de su época dorada que fue a mediados de los años 70. Fue un excelente regreso, pues si bien el disco no está a la altura de sus registros en los setenta, mantiene el tipo y tiene temas excelentes como: “From a Moving Train”. Con motivo de la gira de presentación del disco, recalaron por primera vez en España (Madrid y Barcelona).

Luego salieron otros discos que son recopilatorios como Live en 1999, que fue la misma grabación de 1995; Higway: 30 Years of América en el 2000, que es un Box-Set con tres CD y libreto, bastante completo que ofrece alguna versión inédita, (caras B) y demos del primer álbum. Este es el único disco en el que se recoge la versión de “California Dreaming” grabada para la película del mismo nombre en 1978.

Luego aparecieron The Complete Greates Hits (2001), Holiday Harmony (Rhyno) (2002) un disco navideño; The Grand Cayman Concert (2002), Here & Now (2007), Back Pages, disco de versiones en 2011 y Lost & Found (2015).

Le gustó este viaje por el recuerdo, pues entonces le toca, desempolvar su viejo acetato, sacar su viejo casette y meterlo a la grabadora, poner su CD o su video, o si ya está modernizado, acudir a la tecnología y escuchar lo que quiera de América. El dato es escucharlo, sentir su música y transportarse al mundo de la bella música que conduce a recuerdos.

Buen viaje.

Acerca de Aurelio Paredes

Periodista de Profesión (Licenciado en Comunicación Social, graduado en la Universidad de Guayaquil), ecuatoriano de nacimiento, 59 años de edad y 37 años de experiencia. Empezó en 1982 como reportero radial y escaló posiciones hasta llegar a ser Editor de Deportes de Diario El Universo de Guayaquil, considerado el matutino de mayor circulación en Ecuador; Director de Revista Estadio (Deportiva) y Editor de Revista Vistazo (Política y Actualidad); presentador de televisión en varios programas deportivos; columnista de deportes y páginas humorísticas bajo el seudónimo de Delado; y guionista empírico en algunos programas de la televisión ecuatoriana. En la función pública fue Director de Comunicación de la Procuraduría General del Estado y en la empresa privada, Director de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador.

Check Also

GABY FRANCO CON NUEVO DISCO

Con Gabriela Franco, “Nada Vuelve a Ser  Igual” y la definición es literal, exacta y …